martes, 17 de agosto de 2010

Santos, Conversaciones de Paz y Atentados Terroristas


Nunca pensé que fuera a escribir esto, creo que muchos de los que me conocen se van a quedar asombrados al leer la entrada de hoy a mi blog, pero tienen que saber que por encima de mis preferencias políticas, sigo siendo politóloga y tengo que ser coherente con mi formación académica.

Tengo que decir que estoy profundamente complacida con la labor que ha realizado el nuevo presidente Juan Manuel Santos, reanudar las relaciones con Venezuela, darle garantías a la oposición, reanudar también la relación con las altas cortes, retirar el proyecto de ley que buscaba que la elección de Fiscal General dependiera del Ejecutivo, nombrar los ministros más capacitados..son todas medidas, que a nosotros, los defensores creyentes de la democracia nos dan cierto alivio y nos confortan al saber que todo parece estar volviendo a su lugar.

Por otro lado, el presidente Santos abrió la puerta para sentarse a conversar con las FARC; para los furibistas, y creo que para gran parte de la sociedad colombiana, esto es dar un paso atrás y destruir todo lo que hizo el gobierno anterior con la llamada Seguridad Democrática. Para los politólogos como yo, que nos hemos sentado a mirar el video de Cano en el que le pide al gobierno que se abran las puertas para las conversaciones, es claro que la actitud de Cano es una actitud bastante diferente a la anterior ya que, por ejemplo, las FARC no ponen condiciones como el despeje de municipios para sentarse a conversar, y ponen sobre la agenda 5 puntos bastante racionales sobre los cuales discutir, siendo uno de ellos la mejor distribución de las tierras, que todos sabemos que es algo sumamente necesario en el país. Quiero aclarar que no estoy haciendo una apología a las FARC, simplemente estoy diciendo que muchas de las cosas de las que habla Cano tienen fundamentos reales y son cosas sobre las que nos tenemos que sentar a reflexionar.

Aquellos que nos hemos dedicado a realizar estudios sobre la Resolución de Conflictos, y que hemos analizado los procesos de paz anteriores, entendemos que la paz de Colombia, no se va a lograr por medio de las armas, sino a través del diálogo y que los intentos anteriores, especialmente los diálogos del Caguán, fueron intento fracasados por la falta de coherencia y de voluntad de las partes para sentarse a dialogar de verdad. Las conversaciones del gobierno Pastrana fracasaron por varias razones: en primer lugar se hizo una agenda demasiado amplia de la que no se llegó a discutir ni siquiera el primer punto; en segundo lugar, las fuerzas militares no fueron realmente incluidas en los diálogos; en tercer lugar, el gobierno estaba combatiendo contra la guerrilla, pero no estaba teniendo la misma actitud con los grupos paramilitares, y se adoptó el Plan Colombia, que terminó siendo en su mayoría un plan contrainsurgente; mientras tanto los guerrilleros aprovecharon para hacer de las suyas en la zona de despeje. En conclusión, no se puede conversar con tanta falta de coherencia y de compromiso, pero ello no quiere decir que no haya forma de sentarse a dialogar si aprendemos del pasado y a dialogar como debe ser, tal vez con presencia de una tercera parte como veedora del proceso, y acabando con la permisividad del gobierno con el paramilitarismo.

Sin embargo, muchos dirán que la bomba del jueves pasado frente a Caracol, es una prueba más de que no se puede dialogar con los terroristas de las FARC, pero creo que no se le ha dado suficiente eco a las versiones según las cuales la bomba podría haber provenido de grupos paramilitares o de derecha, en todo caso creo que se trata de un acto perpetrado por los llamados "spoilers" o saboteadores de los cuales hablamos los estudiosos de Resolución de Conflictos, es decir grupos, o personas que quieren sabotear la posibilidad de dialogar con las FARC, o que no están contentos con el giro que le está dando el nuevo gobierno al manejo de los problemas del país...

Yo espero que los spoilers no logren salirse con la suya y que se logre de una vez por todas la paz de mi país, para ello es necesaria una gran fuerza de voluntad y no dejarse amedrentar por los que quieren seguir en esta guerra sin sentido. También espero no arrepentirme sobre las apreciones que he hecho del nuevo presidente de mi país, y espero no perder muchos amigos por lo que acabo de escribir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada