viernes, 22 de julio de 2011

Los Verdes y la Unidad Nacional


Un día después del aniversario de nuestra Independencia, hay algo que nos hace pensar en que ese 20 de Julio de 1810 se dio el primer paso hacia la democracia en Colombia. Sin embargo, 201 años después, un evento nos hace cuestionar si realmente estamos en un país democrático o si estamos dando un paso hacia atrás cuando uno de los partidos que le dieron esperanza a miles de personas en las pasadas elecciones presidenciales decidió unirse a la coalición de la Unidad Nacional.
Qué tiene de preocupante esto? No es mejor que todos los partidos rodeen al gobierno nacional?


Es preocupante, en el sentido de que de esta manera, la oposición llega practicamente a su fin. Después de los escándalos en los que se han visto involucrados miembros del Polo Democrático como el del llamado Carrusel de la Contratación en Bogotá, este partido, ha perdido su fuerza y sus seguidores en el país, y podríamos decir que sobrevive únicamente gracias a personajes como Clara López y Jorge Robledo que han cumplido a cabalidad con lo que se esperaba de ellos.

Pero más allá de lo que pueda estar pasando con la crisis del Polo democrático, ahondada además por el retiro de Gustavo Petro de la Colectividad, lo que hoy nos preocupa más que antes es el giro en U que ha dado el Partido Verde, el que representaba la esperanza y parecía ser una alternativa diferente a la política tradicional. Todo empezó cuando el Partido y en particular Enrique Peñalosa, aceptó el apoyo del expresidente Álvaro Uribe a su candidatura a la alcaldía de Bogotá, esto hizo que Antanas Mockus cofundador y miembro esencial del Partido Verde se retirara de la colectividad, lo que llevó al retiro y al malestar entre varios miembros del Partido como Juan Carlos Florez. Después de este duro golpe para los que vieron en el Partido Verde la posibilidad de un cambio real en la política colombiana, y cuando los politólogos nos sentíamos regocijados porque había un partido más en la oposición y en la esfera política del país, ayer, el Presidente Santos anunció la adhesión del Partido Verde a la mesa de Unidad Nacional, que no es más que una forma más diplomática de acabar con la oposición en el país.


Esto nos hace pensar en que la realidad es que como país hemos sido incapaces de salirnos de la política tradicional, lo que ha hecho que fracasen los intentos de terceras fuerzas de ganarse un lugar en el panorama político del país, y nos pone a reflexionar adicionalmente en la capacidad, o más bien incapacidad, que tuvo el Partido Verde para consolidarse como un verdadero Partido Político, pues nunca fue muy claro su programa y su ideología política, y como lo ha dicho el mismo Sergio Fajardo, miembro activo del partido, nunca fue capaz de elaborar un plan nacional, lo cual hizo que los verdes no pudieran expandir su influencia al resto del país. Adicionalmente, está claro, que el Partido Verde no entró a la coalición imponiendo condiciones, tal vez porque más allá del proyecto de Gilma Jimenez de la cadena perpetua para los violadores de niños y una que otra propuesta de Peñalosa para Bogotá, no es mucho lo que el Partido Verde tiene para ofrecer a los electores.

Qué le espera entonces a nuestro país después de esto? Lo que sabemos, es que queda un enorme vacío que espera ser llenado, y que es importante llenar, para proteger nuestra democracia y los intereses de aquellos que no piensan igual al gobierno de turno. Tal vez aún no estamos preparados para cambiar nuestra cultura política, esperemos que cuando eso suceda, no sea demasiado tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada