domingo, 20 de junio de 2010

Hoy las ganas de hablar de política son realmente pocas

La idea de este blog era escribir sobre política, hoy los que hemos tenido que estudiar política y los que nos declaramos defensores de la democracia como yo nos enfrentamos al lado más oscuro de la democracia y es el darnos cuenta de que en este juego democrático siempre hay ganadores y perdedores. Hoy hago parte del grupo de los perdedores y las ganas de hablar de política son realmente pocas... pocas porque recibo con gran tristeza la victoria del Dr Juan Manuel Santos como nuevo presidente de mi país. A esta profunda tristeza se le suma una gran preocupación, preocupación por la democracia y sobretodo preocupación por la justicia, preocupación por la oposición que ha sido criminalizada por el uribismo en varias ocasiones, preocupación por las desigualdades sociales, preocupación por el futuro de mi país, por las relaciones con los demás países etc.

En medio de este dolor que siento en el fondo de mi alma las palabras no fluyen y la desilusión se hace inmensa junto con las ganas de salir corriendo a una isla desierta muy lejos de aquí. Me fallaron mis compatriotas y aunque hubo una ola verde que trató de hacer historia, creo que no escogió el candidato adecuado para enfrentarse a la maquinaria oficialista.

Pocas ganas quedan de seguir luchando, y cada día estoy más convencida de que el camino a recorrer se aleja cada vez más del país del realismo mágico en el que la magia cada vez es más poca y la realidad cada vez más violenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada